Código deontológico

La razón de ser de la profesión de agente inmobiliario es que los consumidores y usuarios puedan acercarse al mundo inmobiliario con total garantía y seguridad. Para alcanzar este objetivo, los API tienen muy presentes, entre otros, estos principios incluídos en su código deontológico:


  Protección de los intereses de sus clientes y máxima confidencialidad.

Diligencia e independencia profesionales.

Obligación de verificación y de información.

Estricta observancia de la legalidad vigente.